MARTINI DOBLE

Blog de Reseñas de Música, Cine, Libros y Política

Que Dios Te Dé El Doble De Lo Que Me Deseas

Posted by martinidoble on 20 March, 2006

combi-lima.jpgTransitar por Lima puede, además de suscitar pensamientos culpables acerca de la materialización del infierno, las iras más santas contra los conductores de combi, o el temor permanente ante el asalto sorpresivo, llevarnos a pensar en la muy humana necesidad de trascendencia y las manifestaciones que ésta tiene, aun en los escenarios más insospechados.

 

Por ejemplo, en las maleteras de los taxis. ¿Qué qué? ¿Cuál puede ser la relación entre el deseo de dejar una huella en este mundo y la prosaica, pintorreteada y a menudo abollada parte trasera de una station wagon?
Pues la respuesta es otra pregunta: ¿no han visto más de una vez en ellas inscripciones como: “El Esfuerzo de Mis Padres”, “En memoria de mi querido hijo”, “Mis dos amores: Dianita y Pepito”?
El ser humano se comunica, y en pocas actividades es tan creativo como cuando intenta transmitir sus mensajes. Los contenidos sesudos, ponderados o analíticos quedan (como dijera Julio Ramón Ribeyro) para los profesores pesados o los periodistas ligeros.

La gente expresa lo que lleva en el corazón; entonces surgen los hijos, los padres fallecidos, la  nostalgia por la provincia natal, la autosuficiencia (¿se han topado con la inscripción: “Que Dios te dé el doble de lo que me deseas”, esa especie de brillante álgebra verbal, ese amuleto bajo la forma de enunciado?), y el revanchismo (“Después de mí, qué importa”).
Lo que me llama la atención es la poca frecuencia con que los mensajes de amor romántico aparecen en esas vitrinas populares que son las partes traseras de los carros.combi-lima-2.jpg

Hay mucho contenido sexual (“Sígueme si quieres polvo”), pero no mucha expresión de amor de pareja. Pareciera que en esta era de analfabetismo reproductivo, en que las parejas a menudo se unen a resultas de generar un hijo, y no para vivir voluntariamente en pareja,  el amor entre hombres y mujeres parece haber salido desfavorecido y a ser, no sé si una minoría estadística, pero sí algo menos deseable, menos presente en el imaginario, una especie de recuerdo de épocas pasadas que las urgencias económicas del día tienden a borrar.

One Response to “Que Dios Te Dé El Doble De Lo Que Me Deseas”

  1. Alejandro said

    Dios, la última vez que estuve en Lima, me quise ir el día siguiente, el humo, eso de tocer cada vez que respiraba. Espero que algún día baneen las combis de Lima por inseguridad😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: