MARTINI DOBLE

Blog de Reseñas de Música, Cine, Libros y Política

El “Padrino” García

Posted by martinidoble on 20 March, 2006

garcia-alan-33.jpgCual Vito Corleone de la política peruana, Alan García apadrinaba a Jorge Del Castillo en las épocas gloriosas de su primer gobierno (o sea, los primeros meses). Claro, de eso ya hace casi veinte años, y además ¿a quién le importa?

1985. Chelita, la inolvidable secretaria del sempiterno reprimido Jefecito, era vista en spots de televisión, en una campaña de apoyo al gobierno de Alan García. En Caretas aparecía una de las caricaturas más jocosas del año: el flamante y joven Presidente del Perú, con su emblemática y amplísima sonrisa, le murmuraba entredientes a Luis Alberto Sánchez: “Maestro Sánchez, ¿ya puedo dejar de sonreír?”
 
Las muchachas se morían por el apasionado y espigado mozallón, cuya elocuencia era capaz de derretir las piedras de Machu Picchu. Las amas de casa lo veían como un aventajado hijo potencial. Pocas veces he visto un arraigo tan espontáneo y entusiasta a un político peruano. No se trataba del apoyo al taciturno Fujimori (el político anticarisma por antonomasia), ganado tras la corrección inflacionaria y la derrota del terrorismo. Era, por el contrario, la simpatía espontánea suscitada sólo por la personalidad de un hombre: Alan aún no había hecho nada notable. No lo haría nunca, en verdad. Pero esa es otra historia.
 
El pobre candidato rival, Luis Bedoya, el famoso Tucán, heredero de la tradición verbosa y sarcástica de la política de los cincuenta y sesenta, no tuvo nunca una verdadera oportunidad. El político experimentado con partido joven había sido derrotado por el político joven con partido experimentado.
 
El aprismo siempre ha suscitado pasiones, contrarias o favorables. Tal vez sea ése el secreto de su supervivencia, pues en un país como el nuestro los partidos basados principalmente en ideas por fuerza duran poco, como aquellas plantas que necesitan mucha agua cuando se les planta en una zona desértica.

No de otro modo se explican los espectaculares vaivenes ideológicos, las alianzas insólitas, los traumas colectivos –Chan Chan, los exilios—. Y la actitud: comúnmente, los apristas suelen ser beligerantes y agresivos.
 
Pero volvamos a esos ingenuos años ochenta. El candidato a la alcaldía limeña por el partido poco antes triunfante se llamaba Jorge Del Castillo. El que Del Castillo se convirtiera, casi al instante de figurar en política, en arquetipo de la estupidez y encarnación de la bobería, no tiene mayor asidero en sus facultades intelectuales. Por el contrario, es más bien prueba de que en política se manejan percepciones y no realidades.
Al lado del impetuoso y carismático García, Del Castillo lucía opaco y desangelado como una violeta. Pese al efecto huayco que García había traído al aprismo en cuestión de elecciones, Del Castillo no lograba despegar, al menos no con contundencia.
 
Era imprescindible, entonces, la aparición de AGP en el ruedo. No hubo dudas, sólo prisas y vehemencia. En varios de sus célebres balconazos, el flamante presidente salió en defensa del insípido Del Castillo. Lo abrazó en algún mitin. Declaró su intención de votar por él en entrevistas.
 
Veinte años después, cuando el alcalde de Lima, con mucha circunspección a nuestro juicio, declara su simpatía electoral por la candidata Lourdes Flores (que ni siquiera pertenece a su partido), el hoy también candidato García, con dos décadas encima, expresa su desaprobación. Ahora sí rechaza los padrinazgos políticos. Lo que era aceptable en un presidente es hoy inadmisible en un alcalde.


 ¿Es más sabio este Alan recargado? ¿O será que es sólo coherente con la famosa regla del embudo, donde las faltas se perdonan cuando nos convienen y se desaprueban cuando nos perjudican?

 

 

3 Responses to “El “Padrino” García”

  1. LITTA said

    El antiguo politico Manuel Prado ya lo habia dicho en sus propias palabras.
    “Todo para mis amigos, para mis enemigos la Ley”.

    Lo mejor que podria ocurrirle al Peru es que el APRA desaparezca de la escena politica. Pero ellos manipulan las mentes de niños Chapista y jovenes Japistas. Hijos de los militantes.Su fin no es el mejor, locura, suicidio, estupidez y Litio.

    La prueba que su ideologia no resiste una discusion seria son los “bufalos” de los que Alan fue parte. Usan la fuerza cuando no tienen argumentos.

  2. camilo said

    Los analistas politicos afiorman que el candidato del apra es el mas preparado para gobernar en lo que se refiere a planteamientos politicos y lo bien prerarado en lo intelectual,ahora entre la improvizacion y la moda por las candidatas mujeres hay mucho por recorrer, esperemos que el pueblo elija, el pueblo merece el proximo presidente del peru

  3. Como siempre, muchas gracias por leer los artículos del blog y darle vida con sus comentarios. Todas las opiniones son respetables.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: