MARTINI DOBLE

Blog de Reseñas de Música, Cine, Libros y Política

Un Crucero por Las Islas Galápagos: Poemario de Antonio Cisneros

Posted by martinidoble on 2 March, 2006

El Perú ha sido siempre tierra de palabreros. Muchos de ellos olvidables y odiosos, otros sumamente funcionales; unos terceros, como Antonio Cisneros, simplemente excelsos y maravillosos. Algunos nos arruinan con su verbo, otros nos elevan más allá del polvo. Fascinante país que cría ambas especies y hasta puede unirlas (recordemos a Vargas Llosa en los tiempos recientes).

Nuestra tierra debería ser reconocida por sus poetas, narradores y demás artistas de la palabra, tanto o más que por Machu Picchu, las Líneas de Nazca, el Pisco Sour y el ceviche. Dios nos ha dado algunos de los peores políticos del mundo, y algunos de los mejores escritores del sur ecuatorial también.

¿Será que nuestra tierra es tan abrumadora que sólo podemos lidiar con ella volviéndonos cínicos o románticos?

Pero manos a la obra; esta obra, Un Crucero por Las Islas Galápagos, del gran poeta Antonio Cisneros, publicada el año que pasó por PEISA. Poemario breve sin una sola línea en verso, el autor la subtitula Nuevos Cantos Marianos, y está compuesta por veinticinco poemas en prosa, algunos de ellos subdivididos en secciones. Aunque ya nos suena un poco simple llamar prosa a estas creaciones, que parecen demostrar que el simple hecho de no estar organizadas en versillos no las despoja, en absoluto, de la misma cualidad rítmica y musical de la poesía ceñida por las formas tradicionales.

Leamos, por ejemplo, el párrafo inicial de Un Viaje por el Río Nanay, que abre la obra:

No es en estos meandros, donde viven los peces de agua dulce, que yo el gran capitán broadcaster destajero, con cien pesos al mes mientras navego y ciento treinta cuando estoy en tierra, he sentido terror por lo que resta de mi ordinaria vida.

Casi juraríamos que la cisura de las líneas está allí, el oído claramente las siente. Y sin embargo, al menos tipográficamente, ¡es prosa!

La presencia de María Virgen, en diversas facetas, impregna las páginas y adorna las aspiraciones del poeta. A veces es sólo una imagen casi pictórica (Las Ánimas del Purgatorio), pero otras es la mismísima Virgen que nuestras madres nos han enseñado a adorar y a apelar en momentos de estremecimiento. Leamos:

(…) Yo no sé qué hora es. Sólo sé que mi hija menor partió en la madrugada (…). Cúbrela con tu manto, Madre mía. Yo te la recomiendo. Es una joven bella y de buenas costumbres. No la pierdas de vista. Aunque los aires estén endemoniados, como este cielo fiero al borde de mi cama. (…) Ahora ya no sé cuántos inviernos pasarán para que vuelva a casa. Apachúrrala, Madre milagrosa. Que sus jornadas sean amables y propicias. Que los carabineros y guardias de frontera le sean bondadosos.

(El Viaje de Alejandra)

Como vemos, la ternura está presente en muchos de los poemas, y probablemente la noción de María no sea sino el símbolo que sirve a Cisneros para invocar ese sentimiento.

El poeta –todos los poetas, en realidad—recibe las mismas sensaciones que todos nosotros, pero las organiza en percepciones diferentes y, por ello mismo, nos enriquece. Nos regala el don de volver a ver las cosas como la primera vez, sólo que esa visión se añade a la que ya tenemos, y hace de nuestra realidad un caleidoscopio, una pintura de varias capas que se complementan. Por ejemplo:

“(…) las grandes arañas de cristal chisporroteaban como las hojas de un álamo temblón.” (El vuelo del murciélago)

“(…) es la niebla furiosa que sube desde el fondo del océano. (…) Es la niebla más densa del planeta. Mojada y negra como un ojo de perro.”

(El paisaje)

La edición de PEISA se acompaña de un CD donde el mismo Cisneros, con su voz de locutor artesanal y fidedigno, cálida y cierta a la vez, recita los poemas que componen la obra. Excelente complemento que no hace sino aumentar y esclarecer el contenido del poemario, dándonos la dádiva de la visión del propio artista, los ritmos que él percibe, las inflexiones que delatan el sentimiento que originalmente promovió el poema.

Recomendamos esta bella obra de quien muy probablemente sea el mayor poeta vivo del Perú, y uno de los notables de la lengua castellana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: